Plantas que desaparecen

Investigadores censaron unas 1.800 especies de plantas argentinas, muchas de las cuales se encuentran amenazadas. El trabajo se propone ayudar a planificar acciones de conservación y promover el interés por su protección.

 

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional del Sur elaboró una lista con 1736 especies vegetales y determinó el grado de amenaza de cada especie. Se trata de una primera aproximación para establecer el estado de conservación y el grado de vulnerabilidad de muchas plantas nativas del país.

PlanEAr, “Plantas Endémicas de la Argentina”, es una base de datos sobre plantas argentinas que ya fue reconocida por la máxima autoridad oficial del país, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Según explican los investigadores, se proponen establecer el grado de amenaza de cada especie según una escala de riesgo de cinco niveles. Sería una primera aproximación para promover la aplicación de las categorías propuestas por la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) para su inclusión en las “Listas Rojas”.

Base de datos

“PlanEAr es una base de datos sobre plantas argentinas, pensada como una fuente de información preliminar sobre el estado de conservación de las especies que constituyen la flora del país”, aclara el Carlos Villamil, director de la investigación. El experto agrega que “la base de datos puede resultar un instrumento útil para planificar acciones de conservación y promover el interés por su preservación”.

El centro de operaciones de PlanEAr funciona en el Laboratorio de Plantas Vasculares del Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional del Sur, en la ciudad de Bahía Blanca (Buenos Aires). El grupo núcleo de trabajo está constituido por Carlos Villamil, Ana de Villalobos y Rosemary Scoffield. Además, el trabajo de completa con la asistencia de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la UICN y de más de 30 especialistas de diferentes universidades e instituciones de investigación botánica del país.

Amenazas

Para la asignación de las categorías de amenaza se definieron cinco niveles (de 1 a 5, de menos amenazadas a más), basados en el área de distribución y la relativa abundancia o rareza de la especie considerada.

Sobre un total de 1.710 especies relevadas, un 47,4% (810 especies) se encuentran en la Categoría 5, entre las más amenazadas y un 24% (420 especies) con algún grado de amenazas (es decir, 7 de cada 10 tiene algún nivel de amenaza). El resto, son “comunes” y “abundantes”.

La cebadilla (Bromus parodii Covas & Itria), especie endémica del centro de La Pampa, es una especie ubicada en la Categoría 5. El caldén (Prosopis caldenia Burkart), especie típica del espinal, está ubicado en la Categoría 2. Por su parte, la “zampilla” o “zampa crespa” (Atriplex undulata D.Dietr), está en la Categoría 1.

Durante los dos años que demandó el trabajo se llevaron a cabo reuniones, simposios, eventos académicos y de gestión, orientados a desarrollar la percepción de la problemática conservacionista, con énfasis en el estado de conservación de los componentes de la flora nacional. Además, se dictaron varios talleres sobre categorización de especies vegetales en encuentros científicos del país.(Fuente: Universidad Nacional del Sur) (Publicado en octubre de 2015 en suplemento ECO)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.