Plantas contra el cáncer

Una investigación en Mendoza estudia los efectos de plantas nativas sobre células cancerígenas. El chañar, la jarilla, la aguaribay, el pájaro bobo y el retortuño son las especies en cuestión. Los científicos aclaran que se trata de estudios incipientes y que todavía no tienen la cura contra el cáncer.

Una incipiente investigación acerca de los efectos de cinco plantas sobre las células cancerígenas está siendo desarrollada por investigadores de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

El chañar (Geoffroea decorticans), el pájaro bobo (Tessaria absinthioides), retortuño (Prosopis strombulifera), aguaribay (Schinus molle) y la jarilla (Larrea divaricata), son las especies en cuestión.

Carlos Gamarra Luques y María Belén Hapon son referentes del equipo de científicos y aclaran que solamente se han estudiado en modelos de líneas celulares en cultivo y que existe el propósito de comenzar los estudios de toxicidad sobre modelos animales.

El objetivo de este trabajo -del que participa el Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (Imbecu)- es profundizar, describir y comparar las acciones antiproliferativas (aquellas que impiden dividirse y seguir creciendo a las células) sobre líneas celulares de cáncer humano de los compuestos químicos contenidos en los extractos acuosos de esas especies.

En pruebas realizadas en laboratorio, los científicos obtuvieron extractos químicos de las hojas de jarilla, chañar, retortuño, pájaro bobo y aguaribay. Aplicados a células "in vitro", descubrieron que impedían a la célula dividirse. Al no poder hacerlo, ésta tiene mecanismos que determinan su propia muerte. Eso podría ser aplicado puntualmente a las cancerígenas. "No tenemos la cura para el cáncer. Estamos trabajando en un modelo experimental que se aplica a condiciones muy especiales de laboratorio", indicó Gamarra Luques.

Las plantas

Para obtener los extractos, hirvieron hojas de las especies analizadas y los agregaron a los medios de cultivo usados para hacer crecer células tumorales "in vitro" en distintas concentraciones. Los investigadores explicaron que no se han realizado estudios sobre organismos "enteros", por lo que desconocen sus efectos y su posible toxicidad.

Al retortuño, pájaro bobo y chañar los obtienen en un campo virgen ubicado en el departamento Lavalle, donde termina el río Mendoza, y cosechan en diciembre, cuando las plantas están en flor.

El proyecto que comenzó en 2011 se titula "Análisis y comparación del efecto citotóxico inducido por extractos de vegetales autóctonos mendocinos sobre células tumorales humanas", y se financia con fondos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y de la UNCuyo.

El disparador de esta investigación nació gracias a científicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo que estaban desarrollando un proyecto con estos cinco extractos, cuando se les planteó un problema. En su trabajo lograron inhibir el crecimiento de hongos patógenos en la vid, duraznos y otros frutales, pero necesitaban demostrar que no era nocivo para las personas y así poder promover su uso en el futuro. "Con sus resultados necesitaban hacer una contraprueba de toxicidad sobre células humanas, y ahí es donde nosotros proponemos desarrollar en conjunto un proyecto en el que trabajamos humanas tumorales", señaló Gamarra Luques.

Y agregó: "Esto lo hicimos en estos cinco compuestos, pero fueron bastante importantes los descubrimientos que se obtuvieron sobre el retortuño, porque no había sido descripta nunca y ha resultado en mínimas dosis. No había ninguna propiedad antiproliferativa descripta para Prosopis y nosotros encontramos que, a muy bajas concentraciones, se inhibe el crecimiento de las células tumorales y, si les damos un poquito más, se empiezan a morir".

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.