La actividad forestal mira hacia el 2020

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación publicó un documento dentro del plan Argentina Innovadora 2020, titulado Producción y Procesamiento de Recursos Forestales, elaborado por Sandra Sharry.

El país cuenta con 31.443.873 hectáreas de bosques nativos, que incluyen formaciones selváticas subtropicales, parques, montes y bosques de clima templado frío, y 1.115.655 hectáreas de bosques cultivados, predominando las forestaciones de pinos, eucaliptos, sauces y álamos, el 80% de las cuales se concentran en la Mesopotamia y el Delta del río Paraná.

En el texto se asienta un diagnóstico de la situación actual y se evalúan las proyecciones que podría tener la industria forestal argentina hacia ese año. En principio, indica que Argentina históricamente ha sido importador neto de productos forestales con alto valor agregado (láminas, madera aserrada de bosques nativos y muebles) y exportador de bienes primarios o semielaborados (rollizos, madera aserrada).

Este documento sostiene que el mundo forestal reconoce como pilar de la sustentabilidad al comercio legal, la aplicación de criterios e indicadores de manejo forestal sustentable, la certificación forestal y la calidad institucional del sector, procesos que deben formar parte de una política basada en principios claros e inclusivos de la totalidad de los actores sociales y de interés general.

Respecto de las características particulares de los proyectos forestales, indica:

  • el período de producción, o el período que transcurre entre la inversión y la producción, es largo
  • el árbol es tanto la unidad de producción como el producto
  • el calendario de recolección del árbol es muy flexible, pero una vez que se ha recolectado la planta madre de la cual podrán obtenerse cosechas en el futuro tarda mucho tiempo en reponerse
  • como todos los procesos biológicos, la producción forestal está sujeta a una importante variación intrínseca, por lo que la incertidumbre puede ser considerable
  • los bosques, e incluso los árboles, pueden tener múltiples finalidades, razón por la cual la formulación y la evaluación de proyectos forestales deberán contemplar los problemas en lo que respecta a los productos comunes, los objetivos en conflicto y las soluciones de compromiso entre los diferentes usos.

Los usos de la madera

El trabajo realiza algunos aportes sobre el aspecto específico de la fabricación de muebles. En Argentina la fabricación de muebles se abastece en más del 80% de maderas provenientes de bosques naturales. Son pocas las especies plantadas que se usan para fabricar muebles y no existe mejoramiento genético para estas especies. Advierte que no se realizan de manera sistemática en el país estudios sobre los mercados internacionales de productos y subproductos maderables derivados de especies nativas y exóticas que orienten la selección de especies.

Por otro lado, la construcción con madera no está establecida culturalmente. Para ello es necesario:

1. Diseñar y desarrollar productos de nueva generación de los denominados de valor agregado basados en nuevos materiales compuestos de madera o complementarios a la madera, así como modificar procesos técnicos y de gestión a fin de certificar bajo normas internacionales los productos terminados y la materia prima, así como la responsabilidad social y ambiental de las empresas, garantizando la trazabilidad y la certificación.

2. Implementar las nuevas técnicas de diseño industrial e ingeniería de producto en la fabricación de muebles y otros productos innovadores derivados de la madera para su introducción en mercados cambiantes y dinámicos.

3. Seleccionar y mejorar especies exóticas y nativas apropiadas para la fabricación de muebles (por ejemplo, Fresno).

4. Buscar productos de conservación con menores efectos sobre el ambiente

5. Promover el uso de madera para construcción.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.