"Ni un paso atrás!", dicen ambientalistas

Fundación Vida Silvestre Argentina, junto a Greenpeace y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), y otras 80 organizaciones ambientalistas, profesionales y otros actores sociales, presentaron ante organismos públicos el documento "Ley de Bosques: ni un paso atrás".

 

En el documento destacan que la sanción de la Ley de Bosques significó un avance sin precedentes y un logro trascendental de la participación de la sociedad civil en el reclamo efectivo de una norma de protección ambiental. Sin embargo llaman la atención y señalan que Argentina se encuentra en una verdadera emergencia forestal, acentuada en los últimos 15 años por la expansión descontrolada de la actividad agropecuaria.

Entre 2002 y 2006, la Argentina perdió 300.000 hectáreas cada año. Sobre este aspecto, la sanción de la Ley de Bosques, a fines de 2007, significó un avance importante pero no suficiente: seis años después, el promedio de deforestación bajó alrededor de un 20%, pero aún así se estima que se deforestaron más de 1.145.000 hectáreas desde entonces.

Deberes

A casi seis años de la sanción de la Ley Nº 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, veinte provincias han realizado el Ordenamiento Territorial de sus Bosques Nativos (OTBN) y los han refrendado mediante una ley provincial.

Las organizaciones y expertos destacaron que resulta necesario respetar en forma estricta las restricciones establecidas por los OTBN, entre las que destacan las categorías (rojo, amarillo y verde), la necesidad de concluir, de manera participativa, los procesos de OTBN en todo el país.

Finalmente, advirtieron que la Ley de Bosques no permite realizar recategorizaciones prediales y que, si bien la modificación de los ordenamientos debe realizarse cada 5 años, disminuir las categorías de conservación de los mismos, y por ende de la superficie boscosa, viola la normativa nacional y sus principales objetivos.

La modificación de leyes ambientales no puede significar un retroceso en los niveles de protección alcanzados con anterioridad, sino por el contrario incrementarlos. Todo retroceso implicaría estar atentando contra principios ambientales consagrados en la Ley Nº 25.675 General del Ambiente, como el "precautorio", el de "equidad intergeneracional", el de "progresividad" y el de "sustentabilidad". A ello se agrega el principio de no regresión ambiental, que fue recientemente consagrado por resolución del Congreso Mundial de la Naturaleza en el marco de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), de la cual la República Argentina es Estado Miembro, sentenciaron.

Cabe señalar que la normativa nacional no permite realizar recategorizaciones prediales de los OTBN (la provincia de Córdoba impulsa modificaciones). La reglamentación de la Ley de Bosques establece que la modificación de los ordenamientos debe realizarse cada 5 años. Sin embargo, es importante advertir que disminuir las categorías de conservación de los mismos, y por ende de la superficie boscosa, viola la normativa nacional y sus principales objetivos.

Las organizaciones agregan que la modificación de leyes ambientales no puede significar un retroceso en los niveles de protección alcanzados con anterioridad, sino por el contrario, incrementarlos.

Descargar documento completo (pdf)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.