Nativas lindas y resistentes

El INTA presentó tres variedades de plantas autóctonas con fines ornamentales y comerciales. Ideales para jardines, tienen además de sus brillantes y llamativos colores, resistencia a la escasez de agua.

El Instituto de Floricultura, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Buenos Aires, presentó las tres primeras variedades obtenidas de plantas recolectadas de ambientes naturales y del género glandularia. Se trata de: Extrema Roja INTA, Natali Rosa INTA y Alba INTA, todas se caracterizan por sus colores brillantes y llamativos, floración constante y resistencia a largos períodos de escases hídrica.

Paula Bologna, bióloga y especialista en mejoramiento genético del instituto, señaló que íes la primera vez que se presentan y se inscriben flores del género glandularia. Se trata de plantas autóctonas colectadas de ambientes naturalesî.



Rústicas y de fácil adaptabilidad, los nuevos cultivares presentan varios aspectos positivos: son ideales para borduras o canteros, requieren poco cuidado y tienen bajo requerimiento hídrico.

Las tres variedades se caracterizan por su diversidad de colores. íExtrema Roja INTA, tiene flores grandes de color rojo y anaranjado y es de porte rastrero. En cambio, Natalí Rosa INTA tiene flores rosa y, como florece todo el año, es ideal para canteros y macetas. Su porte se encuentra en un intermedio entre erecto y rastrero. Asimismo, la variedad Alba INTA es blanco inmaculado, tiene porte erecto y es para canteros y bordurasî, explicó la especialista del INTA.



De acuerdo con Bologna, el desarrollo de las nuevas variedades tiene dos objetivos fundamentales: ípor un lado el rol estético dentro del mercado de flores, aquí las variedades deben renovarse constantemente; y por otro, en la productividad, debido a que son especies nativas de la zona y por tanto de menor dificultad para que crezcan y se desarrollenî.

Las glandularias tienen una amplia distribución geográfica de Norte a Sur, florecen durante todo el año y en primavera pueden tener de dos a tres ciclos de floración. En la naturaleza, las plantas de porte rastrero pueden medir 50 centímetros de ancho y, las de porte erecto, hasta 40 centímetros de alto.

Desde la Raiz
Elena Jerez, de INTA Famaillá, investiga la adaptación de las variedades ornamentales obtenidas a partir de germoplasma nativo.

íEl proceso de propagación se inicia con la obtención de una ramita o estaca de la planta madre y se la coloca en bandejas albeoladas con sustrato y† hormonas de enraizamiento, se las mantiene en invernáculos que tienen un sistema de niebla que le brinda humedad (MIST)î, explicó Jeréz y agregó: íEsto hace que la planta no transpire mucho y emita raícesî.

Luego de un mes, ílos plantines se pasan a una maseta chica, se las trasplanta para que arme sus raíces. Allí, se hace la primera poda de formación, lo que provoca la estimulación de las yemas para que saquen ramas. Esto se realiza en el inviernoî, indicó la técnica del INTA Famaillá.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.