Bosques, vitales y sustentables



¿Cómo reducir el calentamiento global sin afectar los niveles de bienestar y desarrollo humano? Consideran que los bosques son sistemas vitales para un futuro sostenible.

Al igual que el suelo y el agua, los bosques nativos son sistemas vitales y si los aprovechamientos forestales no están bien manejados, degradan el bosque: le quitan cantidad de árboles y se pierde calidad ambiental y productiva, según INTA informa.

La industrialización basada en la quema de combustibles fósiles y otras actividades, como la agricultura por inundación y la ganadería, sumadas a la deforestación y a la degradación de bosques por mal manejo, generarían la acumulación de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera y, en consecuencia, el aumento de las temperaturas.

Así en la mayoría de los países de América del Sur, el cambio en el uso del suelo es un problema que preocupa por su posible impacto en el calentamiento del planeta.

Graciela Magrin, experta en Cambio Climático del INTA Castelar y participante del IPCC por la Argentina afirmó que "la extensión de la frontera agrícola" presiona sobre los bosques.

Los bosques nativos forman parte del sistema climático y, según explicó Pablo Laclau, investigador forestal del INTA Balcarce, constituyen "un sumidero de carbono capaz de hacer frente al cambio climático". Y agregó que estos ecosistemas ífijan una parte importante del CO2 que la actividad industrial, la ganadería y la propia deforestación liberan a la atmosferaî.

Durante los últimos 50 años, las temperaturas de la superficie de la tierra aumentaron al doble de velocidad que lo observado durante la primera mitad del siglo XX, según el cuarto Informe del IPCC.

José Graziano Da Silva, director general de FAO opina que "la incorporación de los bosques en toda estrategia de futuro sostenible no es optativa, sino obligatoria" y deben aplicarse en todo el mundo prácticas de manejo forestal sostenible, basadas en la idea de que todo árbol utilizado debe sustituirse por otro nuevo".

El funcionario explicó que "la deforestación deja de ser un problema grave en la mayor parte de los países que han alcanzado cierto nivel de desarrollo económico y han adoptado prácticas forestales acertadas sobre la base de compromisos políticos".
Uno de los desafíos más importantes que la sociedad debe enfrentar en el siglo XXI es encontrar soluciones que permitan mitigar el aumento del calentamiento global sin impedir el avance de los niveles de bienestar y desarrollo humano.

¿Cómo hacerle frente a esos desafíos?

La propuesta que hace eco a nivel mundial es la de promover el ídesarrollo sostenibleî. Es decir, fomentar el progreso sin comprometer las generaciones futuras. Manejar la producción de alimentos sin generar debilitamiento de suelos ni avanzar sobre los bosques y, consecutivamente, recuperar los que se han perdido mediante la plantación de especies forestales nativas y otras técnicas que conduzcan a la restauración forestal.
Mitigar el calentamiento global requiere también la reducción de las emisiones de GEI.

Schlichter comentó que íhoy se intenta bajar la tasa de emisión de GEI mediante un esfuerzo colaborativo mundial para disminuir los ritmos de deforestación y degradación de bosquesî, en un proceso que, desde la Conferencia de las Partes realizada en Bali en 2007 se conoce como REDD+.

Según INTA informa, con un conjunto de buenas prácticas silviculturales es viable implementar sistemas productivos sustentables para el bosque nativo y encontrar alternativas tecnológicas para que el ganado conviva con el sistema forestal sin deteriorarlo.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.