Bicho canasto en el bosque

Si recorriste el monte de caldén últimamente, es muy probable que hayas visto pobladas sus ramas de bichos canasto. En algunos árboles es llamativa la enorme cantidad que hay, con cientos de canastitos grises colgando. Para saber si es un fenómeno problemático o no, entrevistamos a Estela Baudino, profesora de Zoología Agrícola, de la carrera de Agronomía de la UNLPam.

 

Los caldenes están repletos de bichos canasto, ¿eso es un problema?

Yo creo que sí, porque comen las hojas, y no solo cortan para comer sino que también cortan ramitas y hojitas para hacer el canasto. Entonces están haciendo daño, aunque no está cuantificado. El año pasado vimos caldenes muy defoliados y notamos que se recuperaban una vez que las orugas no comían más.

Estela Baudino, de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), trabaja en esta investigación con un grupo de colaboradores. Son las biólogas Lucía Fernández y Andrea De León; Juan José Martínez es doctor en biología, se desempeña en el porteño Museo Rivadavia y hace las identificaciones de los parasitoides; y los estudiantes Yamil Geist, Hugo Gallardo y Agustín Reimer.

Actualmente cuenta con el apoyo de la Ley de Bosques de La Pampa (implementado por la Dirección de Recursos Naturales del Gobierno de La Pampa), sobre todo en los dos últimos años de desarrollo de las investigaciones.

¿Cómo es el bicho canasto?

Es una polilla color pardo, de hábitos nocturnos. Los adultos salen en febrero, el único alado es el macho, la hembra no tiene alas ni patas y siempre está metida dentro del canasto. El macho, cuando nace, busca un canasto femenino, fecunda a la hembra, esa hembra pone los huevos y se muere. Esos huevos quedan dentro del canasto todo el invierno. En noviembre eclosionan los huevos y nacen las larvas. Y esas larvitas tienen glándulas que producen seda, se cuelgan con la seda y van saliendo del canastito. A las 24 horas ya empiezan a hacer su canasto. En febrero, cuando terminó su ciclo larval, fija el canasto con esos hilos de seda, se cuelga cabeza abajo y ahí pasa a un estado intermedio, donde no come más. Y en los árboles quedan muchos canastos viejos. En 2009 hicimos un trabajo de investigación que nos llevó a la conclusión de que el 47%, en invierno, eran canastos vacíos.

¿Están haciendo una investigación sobre la superpoblación?

Estuvimos todo el año pasado investigando cómo es el ciclo del bicho canasto en la zona. Lo mandamos a identificar a un especialista en Estados Unidos por si era una especie distinta, pero es la misma que ha estado siempre. Otra cosa que estamos investigando acerca del control biológico: qué enemigos naturales tiene en el bosque que lo puedan controlar. Específicamente estamos buscando parasitoides, que es distinto a predadores. Los parasitoides son normalmente moscas o avispitas que ponen los huevos adentro o afuera de otro insecto; cuando nace la larva de ese huevo se come al insecto que es el huésped; y después sale el adulto. Lo parasita un tiempo hasta que lo mata. Y están parasitando a los bichos canasto.

¿La superpoblación de bichos canasto indica que esos parasitoides no están presentes?

No sabemos todavía cuál es la explicación. No sabemos si es un cambio de clima o que desaparecieron predadores que antes lo mantenían a raya o hubo un cambio en la frontera agropecuaria. Hemos visto que desde el 2006 a esta parte han aumentado mucho y van avanzando. Pero a medida que van avanzando se van encontrando con enemigos naturales nuevos. Y entre los parasitoides, lo que más abunda es una mosca que dio entre un 17% y un 20% de parasitismo, que es mucho.

¿Esa mosca puede ser un control?

Creo que sí, que lo va a controlar y lo va a frenar. Con un subsidio de la Dirección de Recursos Naturales de la provincia pudimos hacer los muestreos el año pasado, para ver qué era lo que estaba pasando. Lo que queremos es seguir investigando y abarcar más zonas de La Pampa. Porque donde hay bosque de caldén, hay bichos canasto.

Matías Sapegno
Nota publicada en suplemento ECO (abril 2014)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.