La ley y el bosque pampeano

Unas 600.000 hectáreas de bosque de caldén están bajo estudio en el marco de la Ley de Bosques Nativos de la Provincia de La Pampa. En los inicios hubo resistencia de los productores aunque ahora las cosas van cambiando, dijo Marisa Urioste, responsable del Gobierno de La Pampa en el tema.

 

 

En el año 2007, el Congreso de la Nación sancionó la Ley Nº 26.331 de "Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos". La misma establece normas y recursos económicos para el manejo sostenible de los bosques nativos y de los servicios ambientales que brindan.

"A partir de la aprobación de la norma nacional se comenzó a trabajar de otra manera respecto a lo que es el bosque. Por empezar, el enfoque que la ley le da. Ya no se trata de un conjunto de árboles, sino que son ecosistemas vivos, donde los servicios ambientales constituyen una parte del ecosistema", explica Marisa Urioste, directora de Recursos Naturales del Gobierno de La Pampa.

En la provincia, en junio de 2011, se sancionó la Ley Provincial de Bosques. Conocida como Ley Nº 2.624, protege los bosques nativos en el territorio provincial y permite un desarrollo sostenible en algunas áreas. Durante ese año se presentaron 19 proyectos de formulación. "De estos, 18 eran para realizar planes de manejo y solo uno de conservación para un área protegida. Ese dinero ingresó en 2012", dijo.

La autoridad de aplicación provincial (la Dirección de Recursos Naturales), elabora y aprueba el Programa de Bosques Pampeanos, un instrumento de planificación a largo plazo que desarrolla la estrategia forestal de la provincia.

A fines de 2011 y parte del 2012, se llevó a cabo la convocatoria 2012. "Ya estamos recibiendo el dinero para repartirla entre los 49 productores",† expresó Urioste.

Productores
La respuesta de los productores ha ido variando, cuenta la funcionaria. "En un primer momento, cuando se abrió la convocatoria, hubo cierta resistencia por parte de los productoresî. Cuando la ley se aprobó y reglamentó la actitud cambió. Sin embargo, Urioste señala que "les cuesta ver las posibilidades que da la norma de lograr una planificación de la producción con un criterio sustentable".

La funcionaria dijo que la primera etapa de desarrollo de la ley provincial no hubiese sido posible sin el dinero que aporta el Estado Nacional. "Es muy difícil que el productor destine ese dinero para hacer estudios, conocer lo que tiene y planificar en función de ello".

Los números son elocuentes. Desde la sanción de la Ley Provincial de Bosques, se aprobaron unos 60 proyectos. "Entre 2011 y 2012 se duplicó la cantidad de presentaciones de proyectos", resaltó la funcionaria y explicó que la superficie total que está bajo estudio es de unas 600.000 hectáreas.

íLos planes son aplicaciones concretas sobre el bosqueî, dijo Urioste quien remarcó que ícualquier propuesta de trabajo sobre la naturaleza requiere estudios y análisis... y esto no es una abstracción o una teorización, es una demanda de un ecosistema complejo como es el bosqueî.
Urioste agregó que se puede generar un manejo sostenible a mediano y largo plazo: "Con las características de nuestro bosque, donde las explotaciones forestales no son tan importantes, se puede realizar un manejo adecuado del ecosistema que dé lugar a otro tipo de producción como es la ganadería".

Por último, se manifestó ímuy optimistaî con respecto al cambio de paradigma de la producción en el caldenal. "La Ley nos da la oportunidad de pensar al bosque como un aliado del hombre". (N. V.)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.