El futuro de la deforestación

Entre 2010 y 2030 podrían destruirse hasta 170 millones de hectáreas de bosques, en 11 frentes de deforestación. Así lo determina el informe Bosques Vivos de la Organización Mundial de Conservación (WWF), que destaca, a su vez, que desde la aplicación de la Ley de Bosques en Argentina, la deforestación en Misiones se redujo un 70%.

El informe Bosques Vivos de la WWF, que examina en qué lugares es probable que se dé una mayor deforestación a corto plazo, fue presentado durante la “Cumbre de Paisajes Tropicales: Una oportunidad de inversión global” que se celebró en Yakarta (Indonesia). Allí estuvieron presenten autoridades políticas, ambientales y empresarios. Dicho documento pretende fomentar el debate sobre el papel y el futuro de los bosques en un mundo en que la humanidad viva dentro de los límites ecológicos del planeta y comparta sus recursos de manera equitativa.

El informe expresa que de continuar las tendencias actuales podrían destruirse hasta 170 millones de hectáreas de bosque en los próximos quince años, además, sostiene que la deforestación se concentra en 11 lugares específicos, donde se incluyen el Gran Chaco y el Bosque Atlántico.

El caso del Bosque Atlántico y Gran Chaco

El Bosque Atlántico del Alto Paraná cubría originalmente alrededor de 500.000 km² compartido entre la Argentina, Brasil y Paraguay. Actualmente, se conserva poco menos de 35.000 km², sólo el 7,4 % de su área original, en un paisaje altamente fragmentado. Esta situación lo ubica como uno de los bosques subtropicales más amenazados a nivel mundial.

De acuerdo a los informado por Fundación Vida Silvestre, del lado Argentino, entre 1989 y 2004 se deforestaron anualmente un promedio de 18.780 hectáreas, con una tasa anual de 1.13%, más alta que la tasa sudamericana (0.44%) y que la tasa global (0.23%) en períodos similares. Sin embargo, con la reglamentación de la Ley de Bosques en la provincia, la deforestación en el período 2004-2013 se redujo a 5.300 hectáreas por año, menos de un tercio de la deforestación anterior a la sanción de la ley.

Bosques Vivos destaca que más del 80% de la deforestación se concentrará en 11 puntos específicos del mundo, estos son: Amazonia, el Bosque Atlántico y Gran Chaco, Borneo, el Cerrado, Chocó-Darién, la cuenca del Congo, África oriental, el este de Australia, el Gran Mekong, Nueva Guinea y Sumatra.

En el afán de dimensionar la problemática, Rod Taylor, director del Programa Mundial de Bosques, alertó: “Imaginemos que desaparece en apenas 20 años un bosque del tamaño de Alemania, Francia, España y Portugal juntos”. El informe de la organización conservacionista expresa que de mantenerse la tendencia actual, entre 2010 y 2030 se podrían destruir 170 millones de hectáreas de superficie forestal.

“Estamos pensando de qué manera podemos hacer frente a ese riesgo para salvar a las comunidades y culturas que dependen de los bosques, y velar por que estos sigan almacenando carbono, filtrando el agua, suministrando madera y siendo el hábitat de millones de especies”, agregó Taylor, quien en referencia a las soluciones sostuvo que “hay que tomar decisiones de manera colaborativa en torno al uso del suelo”.

Causas de la deforestación

A escala mundial, la principal causa de la deforestación es la expansión de la agricultura, incluyendo la ganadería comercial, la producción de aceite de palma y de soja, así como las invasiones de los pequeños agricultores. La tala insostenible y la recolección de leña pueden contribuir a la degradación de los bosques, mientras que los proyectos de infraestructuras minera, hidroeléctrica y de otros tipos construyen nuevas carreteras, que abren los bosques a los colonos y la agricultura.

Alternativas de conservación

El Informe Bosques Vivos sostiene que es posible satisfacer la demanda humana de alimentos, energía y materias primas en las próximas décadas sin sacrificar a los bosques. Entre las alternativas que propone se encuentran: 1) ampliar y fortalecer las redes de áreas protegidas; 2) reconocer y valorar económicamente los servicios ecosistémicos de los bosques; 3) implementar proyectos de Reducción de Emisiones por Deforestación Evitada a una escala más grande; 4) eliminar la deforestación de las cadenas de suministros de las empresas; 5) incorporar medidas de mitigación en los proyectos de infraestructura.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.