Minería ilegal erosiona bosques en Perú

10 años de explotación minera dejaron al bosque peruano en un extenso páramo con socavones, inhabitados y envenenados con mercurio. La extracción de oro ha dejado como saldo enormes hoyos y grandes cantidades de mercurio.

Una década de explotación ilegal de las minas de oro ha transformado extensas áreas del bosque virgen peruano en páramos con socavones, inhabitados y envenenados con mercurio. Las excavaciones para separar las pepitas de oro de toneladas de tierra han dejado enormes hoyos capaces de tragar hasta media decena de autobuses. El mercurio, una toxina utilizada para extraer el oro, penetra en la cadena alimenticia local y llega a los humanos a través del pescado que comen.

Las arruinadas tierras agrietan la región sureste de Madre de Dios, una meca de la biodiversidad cuyas maravillas naturales atraen a los ecoturistas y donde varias tribus viven bajo aislamiento voluntario.

Miles de personas se han ido de la región en meses recientes luego de que el gobierno emprendiera medidas contra la minería ilegal, dinamitando maquinaria, desmantelando prostíbulos y cortando el suministro de gasolina.

La minería ilegal es la segunda causa de deforestación en Perú después de la agricultura, dijo el ministro del Medioambiente Manuel Pulgar-Vidal en la víspera del inicio de la conferencia sobre cambio climático de la ONU que se realizará en este país del 1 al 12 de diciembre.

"Es terrible por la heridas casi irremediables que causa al bosque", dijo. Perú es más de 60% bosque y sólo Brasil tiene una mayor porción de la selva del Amazonas, cuya preservación es vital para mitigar el daño global causado por el calentamiento planetario.

La deforestación y conversión de tierras causa casi 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Perú. El país ha prometido frenar la deforestación para el año 2021 y en septiembre Noruega prometió 300 millones de dólares para alcanzar ese objetivo.

Fuente: AP.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.