Agricultura ecológica en España

Un informe de Tierramérica repasa los beneficios de la agricultura ecológica en España. El cultivo orgánico creció en los últimos años, a pesar de la crisis, y en 2012 aportó más de un millón de dólares a la economía del mencionado país.

La crisis económica, con 25 por ciento de la población activa sin empleo, no frenó a la agricultura ecológica. En los últimos años esta forma de cultivo se extendió a 1,7 millones de hectáreas frente a las 988.323 de 2007, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En el año 2012, esta producción aportó 913.610 euros (1,22 millones de dólares), 9,6 por ciento más que en 2011.

“La producción agraria ecológica crece en España y Europa a pesar de la crisis porque su consumidor es fiel”, explicó a Tierramérica el técnico agrario Víctor Gonzálvez, coordinador de la no gubernamental Sociedad Española de Agricultura Ecológica.

Las ferias de alimentos ecológicos proliferan en pueblos y ciudades españolas al tiempo que algunas cadenas de supermercados incluyen ya esos productos en su oferta.

La comunidad sureña de Andalucía cuenta con la mayor extensión de cultivo orgánico: 949.025 hectáreas inscritas, 54 por ciento del total nacional, indica el ministerio.

La mayor parte de la producción andaluza se exporta a otros países europeos, como Alemania y Gran Bretaña, algo incongruente para los partidarios de una agricultura orgánica verdaderamente alternativa a la intensiva e industrial, basada en un enfoque de proximidad, local y campesina.

“No tiene sentido hablar de exportación de alimentos ecológicos porque la producción debe redundar en beneficio de la economía local”, subrayó a Tierramérica la agricultora Pilar Carrillo.

España, con su favorable climatología, es el primer país de la Unión Europea en superficie dedicada a la agricultura orgánica, según datos de Eurostat de 2012 y el quinto del mundo, tras Australia, Argentina, Estados Unidos y China, según un informe de 2013 de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica.

El control y la certificación de la producción agraria ecológica, que en España realizan entidades públicas y privadas, no son trámites sencillos o gratuitos.

Para poder comercializarse, los alimentos orgánicos deben llevar impreso el código de la autoridad y organismo de control correspondiente en cada comunidad, informa en su sitio digital el Ministerio de Agricultura.

La calificación de ecológico tarda como mínimo dos años y las inspecciones son exhaustivas, informaron agricultores a Tierramérica. Los requisitos y controles exigidos y el esfuerzo económico que eso conlleva, aducen, encarecen estos alimentos.

Esther Vivas, del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, aclaró a Tierramérica que a pesar de que los índices de consumo de alimentos de agricultura ecológica en España son pequeños en relación a los de la industria convencional, es un mercado que va en aumento, lo que refleja un interés social y ciudadano alentado por diversos escándalos alimentarios.

Artículo completo en Tierramérica.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.