Cría de vacas genera más costo ambiental

Un estudio indica que la producción de carne bovina emplea más recursos que la cría de pollos, cerdos o cualquier otra fuente de proteína. De acuerdo a la investigación, para regar los campos donde crece el heno y los granos que alimentan a los bovinos, se necesitan 11 veces más agua, en relación a otros animales ganaderos.

El estudio publicado por Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) de Estados Unidos, y replicado en Argentina por Info Campo, sostiene que para criar una vaca se precisa de una superficie 28 veces más amplia que la que se necesita para producir huevos o carne de ave.

A su vez, la producción de carne bovina requiere de 11 veces más agua para regar los campos donde crece el heno y los granos que alimentan a las vacas. Siempre comparado con otros animales que conforman el sector ganadero. Las vacas también emiten cinco veces más gases de efecto invernadero que los otros animales fuente de proteínas.

En total, la cría de ganado destinada al consumo representa el 20% de emisiones de gas de efecto invernadero y es una fuente importante de contaminación de las corrientes de agua, según los científicos. De todas maneras, representantes de la filial bovina estadounidense se manifestaron en contra del método utilizado para este estudio.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.