Emisiones de CO2: menos es más

Detener la deforestación podría servir para reducir considerablemente las emisiones de CO2. Según un informe de Telesur, si se detuviera la deforestación o tala de árboles en el mundo, se podrían reducir en una quinta parte los porcentajes actuales.

Un grupo de investigadores realizó un estudio en zonas tropicales de América del Sur, del Centro, África ecuatorial y Asia, determinando la cantidad de emisiones de cada uno de esos lugares, para afirmar luego, que los bosques podrían absorber la quinta parte de las emisiones de CO2 que llegan a la atmosfera.

 

La mano del hombre, en su afán de conquistar más territorio con distintos propósitos, ha provocado cambios en el ecosistema mundial. Una tendencia que parece incrementarse a pesar de los notables perjuicios que esta acción provoca. En los últimos 10 años, 14 millones de kilómetros cuadrados de bosques (treinta veces el tamaño de España) se han convertido en desiertos y más de 30 millones de kilómetros cuadrados están bajo amenaza.

Según indica el artículo de Telesur, los científicos indicaron que las emisiones de carbono irán en aumento a medida que la temperatura de la tierra ascienda, puesto que este incremento provoca una descomposición acelerada de las platas. Se pronostica que para el año 2100 las temperaturas globales se elevarán dos grados, lo cual intensifica la emisión anual de carbono de los bosques en 750 millones de toneladas.

Esto no sólo agrava la situación ambiental sino que causa pérdidas de especies de plantas, pérdidas de hábitat para la fauna y amenaza a especies que están en peligro de extinción, influyendo directamente en la calidad de vida de todos los seres vivos que habitan en la tierra.

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.