Gestión Forestal Sostenible

Los bosques proporcionan medios de subsistencia a más de mil millones de personas, dice la FAO y sostiene que el desarrollo de la Gestión Forestal Sostenible, además de atenuar los riesgos planteados por el cambio climático, puede crear nuevas oportunidades.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sostiene que el desarrollo de la Gestión Forestal Sostenible (GFS), además de atenuar los riesgos planteados por el cambio climático, puede crear oportunidades, en forma por ejemplo de puestos de trabajo en el ámbito de la restauración forestal, conservación de los bosques, producción de madera, reforma de los sistemas de tenencia y pagos por servicios forestales.

Fomentar la gestión forestal sostenible y aprovechar al máximo su función en la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo requerirá habitualmente cambios en las políticas, las estrategias y las prácticas, dice la organización internacional en el informe Trabajando con los países para hacer frente al cambio climático por medio de la gestión forestal sostenible.

Bosques

Los bosques son el hogar de más del 80% de la biodiversidad terrestre del planeta. La viabilidad económica es un factor importante que debe tomarse en cuenta al diseñar cualquier medida destinada a reforzar los beneficios del sector forestal ante el cambio climático, dice la FAO. En particular, las inversiones en medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en la actividad forestal tienen que demostrar que producen mejores beneficios que otras inversiones destinadas a la actividad forestal y que otras intervenciones relacionadas con el cambio climático.

Los productos de madera se elaboran con materia prima derivada de la fotosíntesis de los árboles y, por ello, favorecen los ciclos de producción y consumo renovables y con bajas emisiones de carbono y el almacenamiento a largo plazo del carbono en forma de productos de madera útiles. íSin embargo, la industria de los productos forestales se enfrenta al reto de convencer a la población de que los productos de madera son mejores para el clima y el medio ambiente que los productos fabricados con minerales o combustibles fósiles no renovables, agrega.

Para garantizar un enfoque coherente y eficaz sobre los bosques y el cambio climático, los responsables de las políticas precisan integrar las estrategias y planes en los marcos políticos forestales nacionales y en otros sectores que afectan los bosques, recomienda la FAO. También es importante que las prioridades de adaptación y mitigación basadas en los bosques queden reflejadas en las estrategias nacionales ante el cambio climático. Diversos países se han dado cuenta de que es necesario introducir reformas jurídicas para aplicar las estrategias nacionales de REDD+ y reforzar las estructuras, operaciones y capacidades de las instituciones forestales. Además, se deberían tomar en cuenta otros procesos importantes con implicaciones en la gestión y gobernanza de los bosques, como los relacionados con el Plan de Acción sobre aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio forestales (FLEGT).

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.