BM financia proyecto en Chile

El Banco Mundial aportará más de US$ 8 millones para financiar la Estrategia Nacional de Bosques de Chile. Suiza, por su parte, aportará US$ 1,7 millones, en una primera instancia, para el desarrollo de la estrategia y estudios complementarios, cifra que aumentará a los 3 millones de dólares, próximamente.

El aporte internacional, se ha convertido en el principal incentivo que permite la continuidad de la Estrategia Nacional de Bosque y Cambio Climático, que desarrolla la Corporación Nacional Forestal (Conaf), de Chile.

El acceso de la institución al Fondo Cooperativo para el Carbono para los Bosques (FCPF por su sigla en inglés), permitió acceder y lograr que el Banco Mundial aportara a la iniciativa unos US$ 8,3 millones.

A este escenario se suma que Chile desarrolló una Acción Nacionalmente Apropiada de Mitigación (NAMA por su sigla en inglés) de índole forestal, aprobada y avalada por las Naciones Unidas (ONU). Su puesta en marcha generó que Suiza aportara US$ 1,7 millones en 2013 para el desarrollo de la Estrategia Nacional y estudios complementarios, cifra que aumentará a los 3 millones de dólares próximamente.

En cuanto al eje principal del modelo estratégico, este promueve como novedad para los propietarios de bosques y suelos factibles de reforestar, la opción voluntaria de que puedan vincularse en el futuro, a mercados de carbono, a través de instrumentos de que permiten el fomento forestal de forma local.

Este aspecto, se lleva a cabo en medio de una realidad positiva para el país, que se busca potenciar: los bosques ancestrales de la Reserva Costera Valdiviana ñque corresponden a 50.000 hectáreas de bosque nativo y especies endémicas- son capaces de almacenar más de 800 toneladas de carbono por hectárea, correspondiendo a uno de los más grandes montos de carbono por hectárea del planeta.

Por ello, se creó el proyecto de la Reserva Costera Valdiviana, corresponde al primero diseñado en Chile, para generar bonos de carbono, como objeto de preservar el bosque nativo, evitando la deforestación y degradación de los bosques.

Los antecedentes revelados por The Nature Conservancy y Conaf, también indican que ísin la conservación permanente de la Reserva Costera Valdiviana, más de 350.000 toneladas de emisiones de CO2 -se estima- podrían haber sido liberadas a la atmosfera. Esto equivale a sacar de los caminos a más de 67.000 vehículos en un añoî.

Los créditos de la iniciativa están en proceso de ser creados bajo el Estándar Verificado de Carbono (Verified Carbon Standard). Ya fueron certificados y están en proceso de ser verificados y próximamente registrados. The Nature Conservancy será propietario de todos los derechos de los bonos. Se trata de una organización sin fines de lucro, fundada en 1951 en Estados Unidos, y cuya misión apunta a la conservación internacional de tierras y reservas de aguas.

EDUCACIÓN Y MONITOREO FORESTAL PROTAGONIZAN ACCIONES

La estrategia nacional para manejo de bosques y cambio climático de la Conaf, incluye desarrollar programas de estudios en estas materias, que fueron acreditados por el Ministerio de Educación.

A ello, se suma un incremento de la red de extensionistas, que corresponden a los profesionales que asisten técnicamente en terreno a propietarios de bosques, y suelos factibles de forestar, que actualmente suman 2.289.517 de hectáreas.

Se agrega también en la misma línea, un estudio de demanda actual y proyectada de bonos de carbono forestal de Chile.

Respecto al monitoreo forestal, se hace necesaria la cuantificación de consumo de leña ilegal en el país y otros precursores de degradación forestal.

Se incluye también, la implementación de sistemas de detección de cortas ilegales mediante tecnologías de vanguardia, como el uso de sensores remotos, por ejemplo.

(Fuente: Chile Desarrollo Sustentable)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.