Los bosques de América Latina

Los bosques de América Latina experimentarán nuevos y grandes cambios en este año, dice un informe publicado por CIFOR.

En el último año, los bosques en América Latina han experimentado avances y retrocesos que le darán forma a la salud del ecosistema y que también tendrán consecuencias para las políticas forestales en este 2013.

The Center of International Forestry Research (CIFOR), en su blog oficial, presenta los temas que se deben tener en la mira en el año que tenemos por delante.

Las tendencias de deforestación han disminuido favorablemente, dice el informe elaborado por Barbara Fraser. Varios países amazónicos experimentaron la caída en sus tasas de pérdida de bosques entre el 2000 y el 2010. Tanto por políticas más firmes como por la desaceleración de la economía mundial.

Otro tema no tan favorable son los cambios que la agroindustria conlleva. Los bosques enfrentan el reto del crecimiento de las ciudades amazónicas, el desarrollo de infraestructura, la llegada de nuevos pobladores en búsqueda de tierra y la expansión de la crianza de ganado y de cultivos de productos básicos, tales como la soya y la palma aceitera.

íNo es justificable que la agroindustria ponga presiones adicionales sobre los bosques, cuando existen tierras más adecuadas para la agricultura en otros lugares y se pueden introducir mejoras en la forma en que se gestiona la tierra actualmente, como para la crianza de ganado", dijo el científico principal de CIFOR, Pablo Pacheco.

El crecimiento urbano, la crianza de ganado y la expansión de la agroindustria en la Amazonía, también están fuertemente asociados con la expansión de las carreteras. íLas carreteras en la Amazonía tienen un efecto perjudicial sobre los bosques porque permiten el acceso a zonas anteriormente remotas,î dijo Amy Duchelle, investigadora de postdoctorado del Programa de Bosques y Medios de Vida del Centro para la Investigación Forestal Internacional. Sin embargo, esos efectos negativos ípueden mitigarse mediante políticas diseñadas para gestionar el uso de la tierra a lo largo de las nuevas carreteras.î

Teniendo en cuenta estos problemas, una buena forma de alentar a los países a que protejan sus bosques es compensarlos por la reducción de la deforestación y la degradación foresta, sugiere Barbara Fraser. A pesar de los obstáculos internacionales, algunos países están avanzando con proyectos REDD+ locales o nacionales, probando diferentes modelos para la creación de incentivos para la conservación. (Más información: http://blog.cifor.orgn)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

 

Bosque Pampeano integra la estrategia de comunicación desarrollada por el Centro de Estudios Ambientales EcoSur, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.